VISITAR LAS LUCHAS EN LA CDMX

Las luchas son hoy un atractivo para el visitante nacional y extranjero, y tiene lugar en varios recintos por todo el país, pero una ciudad donde siempre las podrás ver es la capital del país.

La lucha libre o “lucha mexicana”, como he llegado a encontrar que la llaman en algunos textos sobre nuestro país, tiene su origen en la lucha grecorromana y se cuenta que nació en el siglo XIX. Los luchadores son todos unos personajes, cuyos nombres y vestuario es inventado por el propio luchador. Pueden ser los villanos o los héroes de la noche, pueden ser incluso tan míticos que se vuelven superhéroes.

11925885_183146092017741_57060725_n

Hay luchadores técnicos y rudos. Se dice que los primeros respetan reglas y se mantienen en su línea de conducta, mientras que los segundos son los que gustan de jugarle sucio a su contrincante y se valen de trampas para ganar.

Como les decía, la Ciudad de México es el destino perfecto para disfrutar de la lucha libre y para ello hay dos recintos: la Arena México, que es la más famosa; y la arena coliseo. Ambas se visten de fiesta varias noches por semana, con entusiastas asistentes, enmascarados, vendedores de golosinas, gritos, palabritas y palabrotas… todo es parte del show que envuelve a los luchadores entre piruetas, candados, acrobacias, golpes y saltos.

12530723_819866461455741_1910461198_n

Y si de luchadores hablamos, sin duda alguna el más famoso fue, es y seguirá siendo El Santo, quién hizo más de 50 películas, todas muy taquilleras en su época. Y es ahora que hasta la década de los 70’s se van mis recuerdos de una enorme sala de cine llena de chamacos que gritan al unísono “San-to, San-to…San-to!!” cuando el enmascarado sale a defender a los desvalidos y resulta ser el vengador e ídolo del pueblo. Definitivamente ese fue el gran superhéroe mexicano, que lamentablemente murió el 5 de febrero de 1984 para así dejar nacer la leyenda que es hoy en día.

Si planeas ir a “Las Luchas” en la Ciudad de México te recomiendo que pases un fin de semana entero en la ciudad para recorrer algunos otros atractivos, existen miles de opciones de hospedaje que se acomodarán a tu bolsillo.

Recuerda que al asistir a Las Luchas vas a una fiesta, así que disponte a disfrutar, gritar, reír, asombrarte y a hacer alguno que otro coraje si tu luchador favorito pierde.

No olvides que a dónde fueres, haz lo que vieres, así que un gran souvenir será adquirir tu máscara, la que podrás adquirir a las afueras de las arenas donde su costo dependerá de la calidad. Si quieres ahorrar, puedes comprarla en algún mercado o tienda del centro de la ciudad, es común encontrarlas.

12547304_769616696516036_427017471_n

Ahora sí, ponte tu máscara, prepara tus mejores gritos y ve directo a uno de los espectáculos más significativos de la cultura popular de este México siempre colorido, efusivo y alegre.

 

Facebook Comments