LOS 10 MANDAMIENTOS DEL VIAJERO PARA ESTE 2016

Salir de viaje no sólo es delicioso, sino indispensable. Y no tiene por qué ser un esfuerzo sobrehumano ni un gasto imposible. Aquí nuestras recomendaciones para este 2016: tómense como una prescripción no de salud ni de moral, sino de gozo y felicidad.

1.- Un río

Los ríos son los grandes maestros del movimiento. Como bien decía Heráclito, nadie nada dos veces en el mismo… un recordatorio de que por más que uno desee quedarse inmóvil, terminará por moverse. Así que, más vale planearlo de antemano.

Rio-Aru

2.- Un volcán

México es un país volcánico como pocos. De modo que, quien no pueda volar este año a ver el Fuji desde Tokio o el Kilimanjaro en Tanzania, bien puede desplazarse hasta Puebla, Tlaxcala U Orizaba a pasar la noche al pie de un coloso que vuelva a poner todo en perspectiva.

0_DME0065E

3.- Una playa

De las virtudes del mar queda poco por decir que no se haya dicho antes. Si encima, se elige una playa como Tulum, donde los mayas dejaron impresionantes vestigios de cara al Caribe, la experiencia es de otro mundo.

Tulum

4.- Un verdadero destino gastronómico

La comida es una de las maneras más inmediatas de apropiarse un lugar. Y a ciudades como Oaxaca, en México; Lima, en Perú o cualquier lugar de China o India, uno podría ir simplemente con los ojos cerrados y el paladar abierto. Gran manera de consentirse y descubrir a la vez.Oaxaca-4

5.- Un sitio arqueológico

Nada como unas piedras antiguas para viajar en el tiempo: desde la inminente visita al Coliseo, o a Petra en Jordania, hasta Chichén Itzá, o el propio Templo Mayor de la Ciudad de México.DF-1

6.- Un museo (de preferencia a deshoras)

Somos muchos los que preferimos la calle a los museos, por espectaculares que éstos sean. Pero, cuando abren sus puertas de noche —ya sea el Museo de Historia Natural de Nueva York o el Tamayo de la Ciudad de México—, para conciertos o veladas culturales, la vivencia es de las que no se olvida.Tamayo

7.- Un lugar para “perderse en la traducción”

A veces uno tiene la idea de que el mundo se ha vuelto pequeño. Nada de eso: al volar a ciudades como Beijing, Bangkok o Moscú (o incluso adentrarse en las poblaciones mixes o huicholas de México), uno descubre que el mundo jamás dejará de ser diverso.

Moscu

8.- Un festival

La motivación puede ser la que sea: cine, surf, música. Lo cierto es que viajar a eventos anuales como el Festival de Jazz de Montreal, el de cine de Morelia o el de Globo en Léon es una manera de celebrar entre iguales, en una especie de comunión, lo mejor de la cultura internacional. 

Globos

9.-Una ciudad de vanguardia

Llámese Nueva York, Londres, Tokio o la Ciudad de México: de vez en cuando es necesario empaparse de lo que está sucediendo en la verdadera vanguardia internacional. 

NY

10.- Un destino religioso

No todos creen en ir a bailar a Chalma pero, ¿quién puede decir que no sea una experiencia contagiosa? Lo mismo si uno se desplaza al Vaticano, a las mezquitas de Estambul o al templo dorado de los sijes, en la India. Y ya que está uno ahí, ¿por qué no pedir por la posibilidad de seguir viajando? Ya decía San Agustín que si el mundo es un libro, y que aquellos que no viajan terminan por leer una sola página.

Templo-dorado

¿que te parecieron estos mandamientos que debes hacer este 2016? ¿Cuales agregarías? Comentalos en la sección de comentarios

Facebook Comments