Carnaval de tepoztlan.

El pueblo de Tepoztlán rebosa de tradiciones, fiestas y leyendas que se pavonean bajo la noble mirada del Tepozteco y sus acólitos, elTlahuitépec (cerro del Tesoro), el Hecatépetl (los Corredores) y elCematzin (cerro de la Manita). Sus habitantes se enorgullecen del renombre casi místico que posee esta región, y aquellos que conozcan el lugar sabrán que bien se lo ha ganado.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Entre las numerosas fiestas tradicionales de Tepoztlán se encuentra“el Brinco del Chinelo”, un baile que ha logrado mantenerse con pocos cambios desde hace más de un siglo y que se ejecuta en varias ocasiones durante todo el año, aunque la fiesta de donde se originó y la más popular es el Carnaval (que este año se celebrará del 14 al 17 de febrero).

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Para poder recibir a los miles de visitantes, Tepoztlán cambia de sitio su famoso tianguis, ubicado en la calle principal, y dedica ese espacio a “la feria”. Cientos de puestos multicolores invaden las calles, ofreciendo todo lo necesario para divertirse en grande. El domingo de Carnaval por la mañana, ya que todo se encuentra listo para la fiesta, los rostros de los habitantes reflejan un aire solemne, pues aquí las festividades se llevan a cabo siempre respetando las tradiciones de convivencia.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El origen del chinelo

Se dice que el chinelo es el símbolo de la identidad morelense. Aunque es en el pueblo de Tepoztlán donde existe mayor oportunidad de encontrarlo, el chinelo está presente en muchos otros pueblos de Morelos, como Yautepec, Oacalco, Cualtlixco, Atlahuahuacán, Oaxtepec, Jojutla y Totolapan, así como en ciertos pueblos del estado de Puebla. No obstante, se sabe que surgió en el pueblo montañoso de Tlayacapan.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Según la Casa de la Cultura de Tlayacapan, fue en 1870 cuando un grupo de jóvenes nativos del lugar, cansados de verse excluidos de las fiestas de Carnaval, ya que ellos mismos debían respetar el ayuno de Cuaresma, organizaron una cuadrilla, se disfrazaron con ropa vieja tapándose la cara con un pañuelo (o pedazo de manta) y empezaron a gritar, a chiflar y a brincar por las calles del pueblo, burlándose de los españoles. Esta improvisación tuvo gran éxito, se rieron y hablaron mucho de ella, tanto que al año siguiente se organizó de nueva cuenta.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Es así como tomó forma el personaje de los “huehuetzin”, palabra náhuatl que significa “persona que se viste de ropas viejas” (todavía algunos chinelos usan esta palabra para llamarse entre ellos). Año tras año, a medida que se hacía más popular, la fiesta se ritualizaba y el personaje evolucionaba gradualmente. Para representar a los españoles se les añadieron barbas a las máscaras y apareció el nombre de chinelo.

Sharing is sexyShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+