HISTORIA DE EL TAJÍN, UN ENIGMÁTICO LUGAR

Durante las primeras centurias de nuestra era, al mismo tiempo que en el Altiplano Central emergía Teotihuacan como la más grande urbe de su época, surgió, en la parte central del estado de Veracruz, y en medio de una abundante vegetación y del imperante clima caluroso de la región, la ciudad arqueológica de El Tajín, ubicada en las proximidades de los actuales poblados de Papantla y Poza Rica.

Según los arqueólogos y los especialistas, la ciudad de El Tajín, cuyo nombre significa en lengua totonaca, “la ciudad del dios del trueno”, alcanzó su esplendor entre los años 800 y 1200, siendo precisamente ésta, la época en que se levantaron la mayoría de sus construcciones, de entre las que destaca la popular Pirámide de los Nichos, famosa por su decoración basada en vistosas grecas y los aproximadamente 360 nichos que la caracterizan y que inmediatamente le otorgan un carácter tanto solar como calendárico; sin lugar a dudas, este edificio es una de las más grandes creaciones arquitectónicas del México Antiguo.

Junto a esta pirámide sobresalen otras construcciones como: el Juego de Pelota Sur, el más importante de los 17 hasta ahora descubiertos en la zona, ya que sus muros se encuentran decorados con singulares tableros que muestran relieves donde la temática predominante es alusiva a la práctica de este deporte ritual.

el_tajin

Por otro lado destacan también, los distintos conjuntos o áreas palaciegas donde con sorpresa advertimos la presencia de ventanas, elementos poco vistos en Mesoamérica y que quizá deban su presencia a un ingenioso sistema mediante el cuál, la brisa vespertina pasa por donde encuentra libre trayectoria, refrescando las habitaciones de estos espacios habitacionales; así mismo, sobresale el llamado EdificioI, el cual alberga algunos de los pocos restos de pintura mural con que los habitantes de la ciudad decoraban los muros y paredes de sus edificios durante la época de gloria y esplendor de El Tajín.

Es precisamente en estas muestras plásticas de arte, donde se aprecian algunas imágenes de personajes que, probablemente, se traten de los dioses que se veneraban en esta gran urbe costeña, la cual, recibe siempre a sus visitantes con la majestuosa presentación de los Voladores de Papantla, quienes sujetos a una cuerda, dejan caer sus cuerpos desde lo alto de un poste fijo al suelo; su armonioso descender, acompañado del rítmico soplar de la flauta indígena, simboliza el último vuelo del ave sagrada que, hacia los cuatro puntos cardinales, busca su verdadero encuentro con el Sol.

voladores-de-papantla

http://www.anibal.satirnet.com/
Sharing is sexyShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

Anibal Santos Hernandez

http://www.anibal.satirnet.com/