Consejos para evitar enredarse con otros lenguajes

Cuando viajamos a un destino donde se habla otra lengua, las tareas más sencillas pueden volverse un desafío. Desde pedir un café hasta preguntar dónde está el baño o cómo encontrar la salida de un museo, todo se vuelve complicado. Sin embargo, hay varias cosas que un viajero puede hacer para prepararse ante esta dificultad. Aquí algunas ideas prácticas para evitar el enredo idiomático:

  • Llevar un minidiccionario de ambas lenguas (ej: español-inglés / inglés-español): Aunque a simple vista parece incómodo ir con el diccionario de un lado a otro, una vez que has aprendido a utilizarlo y a medida que te vayas adaptando al lenguaje encontrarás que se te hará cada vez más fácil entenderte, e incluso si no es una lengua demasiado diferente a la nuestra puedes ir aprendiendo a comunicarte casi sin necesidad de utilizar el diccionario luego de un tiempo.
  • Buscar información en internet: muchos dicen que en internet está todo, no creo que sea todo, pero casi. Si tienes paciencia y buen ojo puedes encontrar minis guías del lenguaje que estés buscando con las frases más comunes (en varias de nuestras notas de viajes puedes encontrarlos), o incluso puedes encontrar diccionarios en línea específicos para viajeros. Todo es cuestión de ponerse a buscar. En viajeros.com tenemos varios enlaces que pueden serte útiles para esta tarea.

xfpbccxt-1296762738

  • Lleva un cuaderno apuntador: recurso útil y que puede ayudarte a entender y aprehender más rápido el lenguaje, ya que mientras vayas de viaje puedes ir apuntando las frases más utilizadas, además de que puede transformarse en un diario de viaje que enriquecerá tu experiencia, y si te animas pueden compartirlo con todos los viajeros que visitan esta página.
  • ¿Miniclases?: Aunque no es un recurso que se utilice mucho, si estás realmente interesado en conocer la cultura y costumbres del destino que elegiste y pretendes moverte con comodidad por allí, lo mejor que puedes hacer es tomar unas clases intensivas de ese idioma. Si realmente quieres aprender sobre el lugar al que viajas y entrar en contacto con su gente, esta opción es la más completa; aunque la que de seguro te llevará más tiempo aprender, es la que rinde mas futos.

ouzpgyqz-1296762734

  • Tener un tercer lenguaje como nexo. Siendo el lenguaje más hablado, el inglés siempre resulta útil en destinos con un idioma que no comprendamos. Saber lo básico de este idioma puede salvarte ante una emergencia, e incluso abrirte puertas a conocimientos nuevos.
  • Hacer una visita a la embajada: si eres de los que planifican con antelación un viaje, puedes probar realizar una visita al consulado o embajada del país donde piensas viajar para pedir información sobre el idioma, y de paso obtener información sobre sus costumbres y destinos. Puedes chequear opciones en viajeros.com ingresando aquí.
  • Lenguaje de señas. Otra opción, menos usada pero no menos útil, es tener alguna noción de lenguaje de señas; este no es igual en todos lados, pero hay señas universales que todos conocemos y con ellas podemos comunicarnos muy bien también (aunque hay que tener cuidado con la interpretación que haga el otro de lo que uno quiera decir, no?). Espero que estos consejos hayan sido de utilidad para todos aquellos viajeros que eligen destinos no-hispanohablantes.

hajwzjgs-1296762740

Sharing is sexyShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+