9 maneras de evitar cargos adicionales al viajar

¿Cómo conseguir que nuestro equipaje pase desapercibido para así evitar cargos adicionales? Esto se complica más aún en el caso de una compañía de bajo costo, que cobran por cada pieza facturada. Es por eso que en estos vuelos hay más pasajeros que sólo lleva equipaje de mano, aunque en este caso hay que superar otro escollo: el límite de peso, por lo general de 10 kg.

Obviamente el tema pasa por empacar lo básico. Lamentablemente no siempre es una opción, ya que cuando el viaje es largo, o en el caso de cruceros, o eventos laborales, hay que llevar bastante ropa, tanto formal como informal.

Afortunadamente hay maneras de evitar esta movida cruel de gastos inesperados. En este post analizaremos algunas de ellas.

1. Conocer la política de equipajes de las aerolíneas

No es una tarea sencilla conocer todas las políticas de las compañías aéreas con respecto a la facturación de equipaje. De hecho, lo que una cobraba el año pasado, este año ya cambió. Son políticas que se modifican constantemente. Todo depende del destino, de la fecha de viaje, de la cantidad de maletas, tamaño y peso de las mismas.

Por más que hayas pagado muy barato el pasaje, muchas veces resulta que los cargos adicionales de equipaje igualan el precio de la línea aérea que tal vez hubieras querido reservar en primer lugar, y donde inclusive sumabas millas, pero que descartaste porque te había parecido demasiado cara.

FUNDAMENTAL: Leer detenidamente la política de la aerolínea antes de reservar el vuelo.

 

2. Asociarse a un programa de viajero frecuente

Los pasajeros que viajan seguido pueden llegar a ahorrar en los fees de equipajes si se asocian a unprograma de viajero. Más allá de premios o millas, prácticamente todas las aerolíneas ofrecen algún tipo de programa de lealtad que incluye descuentos en el cargo de equipaje o directamente no te cobra nada, si estás en una categoría “elite” o “preferred”. No es tan complicado llegar a esa categoría. Las grandes aerolíneas como American, United, US Airways y Delta, te la ofrecen con solo 25 mil millas voladas anualmente.

3. Solicitar alguna tarjeta de crédito que sume millas

Si sos de los que no llegan a las 25 mil millas, no desesperes, tenés una solución. Cuando se solicita una tarjeta de crédito que sume millas con la aerolínea en cuestión, vas a acumular millas por todas las cosas que compres con la tarjeta. Hay pasajeros que no viajan casi nunca y sin embargo tienen un montón de beneficios.

Todo depende de la aerolínea y el convenio que ésta tenga con la tarjeta de crédito. Es solo cuestión de investigar cuál es la que mejor se adecua a tus necesidades.

4. Viajar en una línea de bajo costo

A veces sí y a veces no. Southwest permitía dos maletas por pasajero, mientras que Jetblue permite una gratis. Spirit, sin embargo, te cobra hasta lo que no llevás y los cargos van de USD 25 a USD 100 por un bolso de mano, dependiendo de qué manera hayas realizado la compra del billete.

5. Usar una balanza para pesar maletas

Las maletas que exceden la cantidad de kilos permitidos pueden ser muchísimo más caras que las maletas despachadas. Muchas veces es más económico repartir el peso entre 2 maletas que meter todo en una y que sea pesadísima.

Las minibalanzas para equipaje son muy prácticas, ya que se pueden llevar en el viaje para verificar el límite autorizado y así ver hasta qué punto podemos comprar souvenirs durante el viaje.

 

6. Invertir en una maleta nueva

Las maletas rígidas y pesadas se utilizaban en otra época. Gracias a los materiales high-tech como el policarbonato, se pueden conseguir maletas muy livianas y resistentes. Son costosas, pero valen cada centavo que pagues por ellas. Los cargos por exceso son carísimos, pero de alguna manera los estarías evitando con esta inversión. Además son de excelente calidad, con lo cual tendrás años para amortizarlas.

Consejo: los sacos de compresión (también conocidos como bolsas de vacío) sacan todo el aire de la ropa y la compactan a su mínima expresión.

abriendo-2-maletas-para-compensar-kilos

7. Evitar el control de facturación

Cuando un pasajero sólo lleva equipaje de mano, puede imprimir su propia tarjeta de embarque a través de Internet para luego ir directamente al control de seguridad sin pasar por el mostrador de facturación.

De esta manera no sólo evitamos pesar la maleta (siempre y cuando el sobrepeso no sea demasiado obvio) sino que, en algunos casos, inclusive nos ahorramos el costo de emisión de la tarjeta, que ahora cobran algunas aerolíneas low-cost.

8. El conocido bulto o bolsa de plástico

La bolsa de plástico puede marcar una sutil diferencia en el equipaje y hay una sola razón para ello: por lo general en los controles de las aerolíneas no se pesan los bultos sino tan sólo los bolsos y mochilas.

Por esta razón, basta una bolsa resistente de plástico o papel para introducir un poco más de equipaje sin pagar un adicional. Eso sí, hay que ser muy cuidadoso a la hora de guardar este “extra” pues la idea es que pase desapercibido y no parezca equipaje envuelto en bolsa.

Más allá de que es una idea que puede funcionar, hay que cuidar con qué aerolínea se va a hacer el intento. Las grandes aerolíneas seguro que te lo pasan como bulto, pero las low cost son tremendamente estrictas.

9. Reemplazar el maletín de la notebook por una mochila compartimentada

El maletín de la notebook no sirve cuando tenemos que pasar controles y queremos evitar el pago de adicionales por exceso de equipaje. Con las restricciones, hay que sacarlo de la bolsa y pasarlo individualmente por el escáner, y esto teniendo en cuenta que algunas compañías consideran a los maletines una segunda pieza de equipaje.

Con una mochila con compartimento para portátiles estamos mucho mejor, por más que sea un peso adicional no te lo consideran un bulto extra y te ahorrás un costo extra.

 

 

http://www.anibal.satirnet.com/
Sharing is sexyShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

Anibal Santos Hernandez

http://www.anibal.satirnet.com/