7 cosas que podemos aprender de los italianos

1. Come lentamente, localmente y junto a otros

comida2

No existe “la comida rápida italiana”. Bueno, claro que encontrarás un McDonald’s por aquí y otro por allá, pero en Italia el concepto de “alimentarse” va más allá de “rápido y barato”. Todo se trata de “la comida lenta italiana”. Las cenas no se apresuran y se realizan alrededor de una mesa junto a tu familia (no frente a un televisor o computador). Éste es un lugar donde la comida es natural, auténtica y producida localmente.


2. Bebe un poco, pero no mucho

beben

Los italianos aman el vino, pero no se exceden con él. En muchos otros países existe una cultura de tomar hasta perder la conciencia, mientras que en la región europea una botella se comparte entre amigos o alrededor de la mesa. Verse completamente borracho no es bien visto. A ellos les gusta beber, pero lo hacen con clase.


3. Deberías darte un gusto de vez en cuando ¿Perché no?

helado

Hay demasiadas cosas deliciosas en Italia como delicioso helado, pastelería que hace agua la boca y chocolates. Sin embargo, al igual que la filosofía sobre beber, ésta cultura tiene una pregunta clave frente a estas tentaciones: “¿Perché no?” o “¿Por qué no?”. La idea es mimarte con un poco de algo delicioso ¿Por qué no? Pero no comer tanto que te hagas daño a ti mismo. Toma como ejemplo las medidas de copas de helado, ya que aquí lucen bastante pequeñas comparadas con otros países como Estados Unidos.


4. Deja de apresurarte, empieza a relajarte

cafe

La vida es más lenta en Italia. La gente no corre alrededor con tazas de café, sino que beben su expreso en la cafetería. Las comidas se tienden a alargar, ya sea en restaurantes o en casas. Los peatones tienden a deambular. Hay menos énfasis en llegar puntualmente, ya que éste recae en cómo se gasta ese tiempo. Muchos italianos toman un descanso durante el día, entre la 1 pm y 3 pm para almorzar y descansar.


5. Tener a la familia cerca es la mejor cosa del mundo

bigfamily

Las familias tienden a quedarse en la misma área en vez de cambiarse. Los abuelos cuidan usualmente de sus nietos, los hermanos se mantienen cerca y las familias extendidas son gigantes y bienvenidas.Contar con tu familia cerca es muy valioso en este país. Tener a tu nonna (abuela), tías, tíos y primos como invitados para cenar durante la semana o tener un almuerzo alargado cada domingo junto a ellos, es muy común y acerca a todos.


6. Reúnete en espacios exteriores

mercado

Parte del gran sentimiento común italiano viene del hecho de que la gente tiende a juntarse afuera. Los amigos se juntarán en una plaza y pasarán tiempo ahí, en vez de encerrarse en una casa. Las plazas son vibrantes lugares al aire libre donde un montón de gente se reúne, los niños juegan y los turistas deambulan, creando un ambiente muy animado. Además, muchos italianos realizan sus compras en el mercado, donde los vendedores venden de todo, desde comida o vino hasta ropa o artículos de cuero. En otros países, la mayoría va al supermercado, que si bien son geniales no se comparan con deambular en un mercado, comparando precios e interactuando con otros locales.


7. Mantienen una “bella figura

bellafigura

No se refiere solo al físico, sino que es la idea de mantener una buena imagen. Los italianos no se emborrachan en público, comen mientras caminan o visten pijama durante la cena, porque tendría un impacto negativo en su imagen. “Bella figura” va más allá de verse bien, es un estilo de vida que enfatiza en la estética y el buen comportamiento.

Sharing is sexyShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+